top

Marco debe apoyar a Frei en segunda vuelta, si no, arruinará toda la credibilidad ganada

La Tercera y El Mercurio, hoy, 30 de septiembre, han destacado que ayer, en Buenos Aires, Marco habría dicho que no apoyaría a Frei en segunda vuelta. Entre líneas dicen que no lo haría para no dilapidar su carisma y capital político acumulado desde una tesitura crítica. Pero es al revés. Si no apoya a Frei en segunda vuelta, Marco perderá toda su credibilidad.

Por lo pronto, el joven candidato debería inferir un par de cosas. Sólo ayer, estos mismos medios editorializaban aplaudiendo que en Europa la derecha liberal, la derecha anti Estado, ganaba terreno en desmedro de las fuerzas de izquierda, lo que según ellos da cuenta que los pueblos del norte, pos crisis financiera y económica, no quieren más Estado, sino que más mercado, más desregulación… más de todo aquello que tanto gusta a El Mercurio y la Tercera.

Más allá que esa interpretación es arbitraria y casi desvergonzada, Marco, que vivió en Europa, sabe que la derecha europea con fuerza electoral, si la comparamos con los editorialistas mercuriales, es prácticamente de extrema izquierda considerando el discurso políticos de la derecha de nuestro país. De hecho, la propia vencedora en Alemania, la señora Merkel, apenas salió electa declaró: gobernaré con equilibrios sociales y con una economía social de mercado (y la palabra social allá quiere decir Estado).

A qué viene esto se preguntará a estas alturas el lector. Es difícil que Marco se pierda en esto, ya que él sabe, porque algo sabe de comunicaciones, que si él es destacado en las páginas del binomio mercurio-tercera por esas declaraciones anti Frei, es sólo porque a la derecha le conviene un voto anti Frei, sea por omisión u acción. Así ellos quieren construir realidad.

Marco sabe que la tesitura crítica debe co-existir con la impronta de la responsabilidad y de la coherencia con una memoria. La gente eso lo valora. Y no así la crítica por la crítica, ni la negación de una historia, ni menos la incoherencia. Si Marco ha ganado su capital político como crítico, lo ha hecho en buena lid y ganando terreno en un votante concertacionista histórico ya agotado por muchos y fundados motivos. Pero ese mismo votante le exigirá responsabilidad con su historia, con la memoria del país, con sus ideas, y coherencia con todo ello, y lo que sin duda no le perdonaría es facilitar las cosas para una elección de Piñera. Pues este último candidato niega toda la historia de Marco, su memoria y la de sus votantes. Además, Piñera piensa como El Mercurio; en cambio, Marco y Frei piensan distintos entre si, pero más distinto aún piensan en relación a Piñera. Y eso en Chile, importa, y eso valoran los electores.

Marco se auto inflingiría una derrota histórica y personal si no apoya a Frei en segunda vuelta. Son muchos los que están con ganas de votar por él en primera vuelta para que Frei gane en segunda vuelta y así pueda gobernar con una dosis más alta de frescura y responsabilidad con el Chile profundo. Muchos votarán por Marco sólo por eso; pero no votarán ni votarían por Marco si este quiere allanar el triunfo de Piñera. Eso Marco lo debe saber.

Y si no lo sabe, o nadie se lo dice con fuerza, habrá sido sólo una imagen que no hace verano y así habrá arruinado su única opción de ser en un futuro Presidente de Chile, con tesitura crítica y responsable a la vez, coherente con una historia. Perdería así la oportunidad además de liderar, antes y durante ese proceso, la re-estructuración de energías democráticas en Chile, al estilo del Olivo ayer en Italia y de las alianzas de gobierno que suelen darse en Europa. Todo ese sueño de Marco, sin duda, pasa porque se retracté de lo que dicen que dijo en Buenos Aires, si es que lo dijo.

Comments

top